Hoy día no existe cura para la Esclerosis Múltiple, sin embargo se cuenta con medicamentos que atenúan síntomas y retrasan avance natural de la enfermedad. Normalmente se presenta en edad productiva, de forma que afecta expectativas del paciente causando temor por sus implicaciones en calidad de vida y realización personal. Así, el soporte psicológico resulta esencial para ayudar a personas diagnosticadas con la enfermedad y sus seres queridos a tener una mayor resiliencia.

Aquí enunciamos algunas recomendaciones

Expresar síntomas: Algunos resultan más evidentes por lo que otras personas son susceptibles de generar empatía, sin embargo otros realmente no serán fáciles de identificar, (como diplopía o cansancio). Imagina estas en un transporte público y en función de tu edad es más fácil que tu cedas el asiento, si te sientes mal es posible que al hacerlo sufras un accidente, te sientas inseguro por exponerte o frustrado, no obstante quienes te rodean ignoran lo que estás pasando. Así, intenta ser claro en la necesidad que tienes de cuidar tu salud, posiblemente no todas las personas lo entenderán, pero gradualmente se puede hacer una diferencia para tener más conocimiento sobre el tema.

Realizar adaptaciones en el entorno a fin de que sea más sencillo llevar a cabo actividades cotidianas. Si por ejemplo la motricidad fina se ve afectada y se dificulta asir los cubiertos, se puede intentar con unos que posean mango más grande y peso diferente, brindarán seguridad y el paciente no dependerá de otros para comer, múltiples artículos tienen estas adaptadores.

No hacer generalizaciones: Por ejemplo ciertos pacientes tienen problemas de lenguaje, sin embargo ocasionalmente no se aplica a todas las situaciones, puede haber dificultad en hablar por teléfono pero no en persona, establece patrones de interacción con base en esta información.

Conservar desarrollo personal: Frecuentemente una persona en la familia asume rol como cuidador principal adaptando su vida a la del paciente, sin embargo, resulta esencial guarde tiempo y espacio para realizar actividades en forma independiente, mantener sus intereses no lo vuelve egoísta, sino alguien que se autorrealiza, por tanto el apoyo que brinde será mejor. También, es recomendable establecer un esquema de acciones, así como necesidades que se requieren cubrir a fin de que cada uno desempeñe actividades. Los seres queridos suelen ser sobreprotectores y evitar a quienes padecen esclerosis múltiple asumir funciones que pueden mantener o bien si no identifican algunos síntomas pasar por alto sus limitaciones.

Psicóloga Alejandra Guerrero Carrillo

Cédula 4840373

  ¿Quieres saber más? Chatea con nuestra psicóloga haciendo clic aquí

Fuentes

1 Diagnostico Esclerosis Múltiple. 5 consejos para afrontar el estrés (2015) Observatorio Esclerosis Múltiple.

CONSULTA A TU MÉDICO