El desayuno es la primer comida del día, permite que el metabolismo se ponga en funcionamiento. Aquí te presentamos consejos para elaborarlo en forma saludable.

  1. Presta atención a las etiquetas, debes informarte sobre volumen de calorías, porciones y datos nutricionales de los alimentos.
  2. Obtén de granos enteros, frutas y verduras, carbohidratos que se necesitan para una buena nutrición.
  3. Un huevo al día está bien para la mayoría de personas. Su yema es alta en colesterol, sin embargo también contienen proteínas y vitaminas. Además, no parecen incrementar riesgo para desarrollar enfermedad cardíaca.
  4. Evita desayunos en cadenas de comida rápida, pues tienden a ser altos en sodio y bajos en fibra, su menú más común (huevos, tocino, panqueques…) brinda demasiadas calorías y grasas saturadas para comenzar el día.

Este 10 de mayo, puedes preparar a mamá un rico muffin de manzana.*

Licúa

  • 2 claras de huevo.
  • 3 cucharadas de avena.
  • 3 cucharadas de amaranto.
  • 1/2 manzana.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear.
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • Edulcorante al gusto (2 sobres de stevia).

Vierte la mezcla en un recipiente que puedas meter al microondas, “cocínalo” por 2 minutos con treinta segundos y… ¡Listo!

Licenciada en Nutrición

Karina Caballero Cabrera. C.P 9227897

Fuentes 

Ángeles A. “La importancia del desayuno en la infancia y adolescencia”. Departamento de Nutrición. Facultad de Farmacia. Universidad Complutense de Madrid (2014). Disponible en: https://www.ucm.es/data/cont/docs/458-2014-06-06-Carbajal-desayuno-5-junio-2014-web-comp.pdf

CONSULTA A TU MÉDICO

*Toda actividad en la cocina debe ser supervisada por un adulto responsable.